Medicina ancestral: concepción holística y diversificada para la medicina del futuro

 

 

Del día 17 al 31 de Agosto de 2016, Noemi Bottasso, investigadora de la UPS, con Delfa Iñamagua, técnica de medicina ancestral del Ministerios de Salud Pública, y Gianluca Balocco, artista fotógrafo italiano internacionalmente reconocido, realizó un recorrido de las culturas ancestrales andinas del Ecuador desde la provincia del Azuay hasta Imbabura.

El equipo transdisciplinario así conformado realizó diferentes encuentros con los exponentes más reconocidos de la Medicina Ancestral del país con la finalidad de investigar a fondo la cosmovisión indígena y la concepción de salud-enfermedad de las culturas originarias del Ecuador.

Las entrevistas con los mayores exponentes de la medicina ancestral, ex-dirigentes indígenas como son Josefina Lema, Manuel Imbaquingo, Valeriana Anaguarqui y Manuel Montero, fueron aclaradoras y holísticas, permitiéndonos entender el sentido de la cosmovisión andina en muchos de sus aspectos y concepciones.

La medicina andina, como disciplina parte de un todo, no quiere homogenizar, unificar, encasillar, al revés pretende enmarcarse en una concepción holística y diversificada, donde la enfermedad se aborda como una reacción a un desequilibrio entre el ser humano, la sociedad y el medio ambiente.

 
A través de los criterios propios de la medicina ancestral, basados en el manejo de las energías y en el profundo conocimiento de las enseñanzas de la naturaleza, se puede llegar a dar respuesta a las incógnitas de la medicina occidental acerca de las “enfermedades incurables”. 

El Dr. Fernando Pinto Floril y el Dr. Mario Pazmiño de Quito nos explican que la física cuántica es capaz de demostrar científicamente el rol que juegan las energías en la aparición de enfermedades como el cáncer y la diabetes. 

A raíz de sus investigaciones, Noemi Bottasso afirma que la mayoría de las Mamas y Taitas que entrevistó declaran haber curado canceres terminales sin el empleo de medicamentos químicos alopáticos.

Esto nos lleva a concebir que la medicina ancestral podría ser la medicina del futuro capaz de dar solución a los problemas que están arrasando con el mundo occidental.

 

 

Ver noticia en www.ups.edu.ec

Se han cerrado los comentarios